Maiko y España

Maiko llega a España a finales de los años 90 desde Yokohama (Japón), y trae consigo avanzadas técnicas de masaje facial. Poco tiempo después abre con mucho éxito en Madrid su salón Maiko Yoga Facial e imparte cursos por todo el país. Aplicando estas técnicas y estudiando las necesidades de sus clientes, comienza a desarrollar productos especiales y adaptados a la piel mediterránea. Así nace MAIKO-SAN, símbolo de la tradicional belleza japonesa en Europa.